Juanma Velasco

Un espacio sin cortinas de humo

Y ASÍ SE FABRICA UN TELEDIARIO

Deja un comentario

Publicado en Levante de Castelló el 12 de julio de 2017

 

Redacción de informativos de RTVE. Julio. Acaban de llegar dos becarias nuevas, ambas de Madrid, recomendadas. Una de ellas con encaste de la estirpe de María Dolores de Cospedal.  Julián Garcés no es el verdadero nombre del redactor jefe adjunto de la primera edición del telediario, pero servirá para referirnos a él. Tiene casi sesenta años, muchas nevadas históricas en su cuenta de resultados y unas ganas de dejarlo que no comparte con nadie, ni siquiera con su exmujer.

Luce una prisa tentacular y un elevado índice de procrastinación en sangre. Quienes le conocen de largo afirman que ha envejecido cinco años en el último y aumentado cinco kilos de exclusiva grasa abdominal.  Le fastidia tener que introducir a las becarias en el fango de la realidad, pero sólo le teme a la enfermedad, a que sea lenta y perra.

Esto es sencillo, afirma. El trío: las becarias, ambas de buen perfil y mejores rodillas,  y él mismo, ocupan su propio despacho. No hay nadie más, solo una procesionaria de individuos entrando y saliendo que dejan mensajes crípticos para las chicas pero inteligibles para emisores y receptor.

El móvil, cualquier de los tres, siempre en la mano.  Esto es sencillo, se retoma. No hay mayor ciencia, olvidaos de todo lo que os han enseñado en la universidad, esto es el barro, un barro que viene ya medio cocido por los titiriteros que manejan los hilos y que nosotros sólo tenemos que enlatar y servir con un poco de guarnición y un postre para que la figura parezca de producción propia.

Ambas veinticincoañeras miran estupefactas a Julián y no se atreven a introducir una sola sílaba porque el redactor no deja un sólo intersticio de espacio para ello.

Cada día, cada edición es igual. Se toman dos uhhhhhsss sobre el desafío independentista catalán, recordad que el libro de estilo no escrito de la cada impone el uso constante de “desafío” para crear conciencia; se recubren con la bandera de España, se complementa con cualquier reiteración de declaraciones de cualquiera, (cada día las hay a docenas) y ya tenemos uno de los platos principales. Suele servirse como entrante.

Otro clásico recurrente informativo es el cambio climático. No debéis olvidar que no estamos aquí para informar sino para someter al personal, para acojonarlo, para que sea consciente de que vamos a morir todos. Si hace calor en julio es el cambio climático, si hace fresco también, si llegan tormentas que ponen patas arriba a los pueblos y a las ciudades, igualmente se culpabiliza al calentamiento global y lo mismo si no las hay. Siempre hay un justificante para que el cambio climático sea uno de los agentes causantes de los males ambientales. No perdáis la perspectiva del miedo, fabricamos sumisos, no queremos que el personal piense por sí mismo. Entrevistar a la tía María en Benidorm  y a José García sudoroso en Sevilla manifestando qué calor, siempre es un salvoconducto para mantener la audiencia. La masa es gilipollas y nosotros tenemos la cruzada de agilipollarla más.

Consulta sus dos pantallas, se diría, si no fuera un imposible biológico, que una con cada ojo; insulta cariñosamente a una redactora que le pone morros de enfurruñada y le sugiere que se suba la falta por encima de la rodilla para ver si le mejora el humor.

Me crucificarían si hubiera puesto esto en un tuit, pero sólo es transpiración emocional humor rebozada en lo que somos: humanos, fieramente humanos.

El rey vende. Hay que sacarlo a diario, aunque sólo haya hecho que mear, con guion, claro. El pavo no sabe hacer nada sin guionizar.

Europa mola, aunque no mole, mola. Ya me entendéis. No renunciamos en cada edición a deslizar unas briznas de europeísmo conciliador, aunque un alemán y un chipriota sólo se parezcan en el mear, y me disculpáis por ser soez y repetitivo. La urgencia, cuando es continuada como aquí, nos vuelve primitivos, carentes de refinamiento alguno.  Europa mola, tenedlo presente.

Y la igualdad, mola más. No, no me llaméis poeta. La violencia de género, maldita sea ella, engancha a la audiencia. Aunque no haya víctimas nuevas, hay que extraer siempre de las anteriores: juicios, denuncias y cuantos etcéteras se os ocurran.

De pasada los asuntos espinosos: la corrupción, los juicios, las declaraciones contradictorias,  la pobreza, la desigualdad. Todo eso apretado en un compendio de un par de minutos y si se puede nada, ni eso. El vacío es pariente del olvido.

La misma redactora a la que Julián Garcés le ha sugerido que acorte su falda, interrumpe de nuevo pidiendo conformidad para un incendio doméstico con tres muertos como noticia de apertura.

Aguarda media hora y si Puigdemont no declara la guerra, abrimos con eso,  decide mientras mensajea a una velocidad impropia de su edad.

Temas del mes: Venezuela y Miguel Ángel Blanco, resume. Nuestro proveedor más reputado de contendidos es el gabinete de comunicación del actual partido del gobierno. Lo de Venezuela, que no deja de ser una manipulación emocional colectiva  como he visto pocas veces a lo largo de mi trayectoria, el Gobierno lo quiere para socavar a los de Podemos, siempre en la diana de todos. Todo el planeta está obligado a odiar a Podemos y nosotros ayudamos en la medida de nuestras posibilidades. Durante los próximos días no descarto que Leopoldo López pueda ser canonizado. ¿Ética, dices?. Te la dejas en casa, aquí no se estila.

Lo de Miguel Ángel Blanco ha supuesto  un ejercicio impecable de resucitación a la carta. El pueblo necesita que le resuciten fantasmas porque es incapaz de seleccionar los suyos propios. La idea es que, después de veinte años de congelación, la masa deba volver a llorar por el concejal asesinado y ahí es donde nosotros tenemos mucho que aportar. De hecho hemos conseguido extender la preverdad de “mezquino el que no se conduela”. Esos tipos de la cocina del PP son unos genios.

De deportes nada, no os compete. Ya se ocupan los chicos de ensalzar a los peloteros del Madrid y sodomizar a los del Barca (Cataluña en permanente estado de diana). Y cierran los del tiempo, con su cuota de apocalipsis diaria.

Y así de forja un informativo.  No es tan complicado. Vamos, fuera, ya basta de lección magistral, salid afuera y mantened los mitos, el pueblo los necesita y cuando más falsos más extraordinarios. Para desmentirlos, sin responsabilidades por su autoría,  siempre hay tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s