Juanma Velasco

Un espacio sin cortinas de humo


Deja un comentario

MATAR AL TESORERO

Publicado en Levante de Castelló el 17 de enero de 2018

 

En la tabla de elementos de las declaraciones de cada día, el padrenuestro de la Justicia se sitúa entre los más pesados. Satura tanto como sonroja escuchar de las bocas de cualquier político con presencia en cámara o en tertulia, con alguna portavocía de lo demagógico a su cargo -bocas que se pretenden igual de puras que las que exhibían sus antecesores-, aquello de que recaiga sobre los delincuentes, sean corruptos del partido de enfrente (rara vez del nuestro) o bandoleros de nuevo cuño, todo el peso de la Justicia. Suelo rebuznar un amen íntimo cada vez que resuena la expresión y últimamente lo hace con una frecuencia preocupante para mi ateísmo. Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

NIÉVALA OTRA VEZ…

Publicado en Levante de Castelló el 10 de enero de 2018

El ciudadano Echaopalante paga religiosamente (pese a ser agnóstico) sus impuestos, suele guardarse una semana de vacaciones por Navidad y luce un Qashqai de última generación con luces cuadrafónicas. Hace medio año consiguió vencer la resistencia de su mujer y regalarse el IPhone 8 en el que almacena, entre otras docenas, una app que le regurgita la temperatura no solo de su ciudad sino de aquellas por las que transcurre.

El ciudadano Rajoy todavía, si por él fuera, usaría un móvil de botones porque su vagancia y su escaso sentido de la mejora continua lo incapacita para todo lo que suponga abandonar sus 300 palabras rancias de cada día. No se dedica a mucho más que a dejarse mecer por el protocolo y a mantener lo consolidado con esa escasez de empatía hacia los semejantes que no pueden disponer de un par de médicos las veinticuatro horas para cuidar a su padre sin costearlo de su peculio, ventajas de ser un líder. Desconoce cualquier aproximación a la dinámica atmosférica y no discierne una baja en altura de un pescador de bajura. Sigue leyendo


Deja un comentario

LISTOS, PERO DE LOS LISTOS

Publicado en Levante de Castelló el 3 de enero de 2018

 

Año nuevo…nada cambia. La mera intersección de nuestras vidas por una fecha concreta no debiera llevarnos a ser otros distintos de quienes somos pese a los propósitos de regeneración, de reforma, de modificar algunos matices de nuestra personalidad o de nuestro físico con los que no convergemos cuando acudimos a la reflexión introspectiva. Tras una determinada edad, variable en función de los individuos, estamos abocados a ser nosotros mismos, con nuestras imperfecciones, con nuestras malarias íntimas, y solo cabe su suavización y aun así con el fatigoso aditivo de la constancia.

2018 se parecerá a 2017 del mismo modo que este no varió demasiado de 2016. Llegará febrero, incluso todavía medrará enero, y la práctica totalidad de quienes juraron cambiar, reconducirse, adelgazar, perder egoísmo (o ganar), sacudirse adicciones o dedicar más tiempo a sus cercanos, habrán vuelto a sí mismos, a su personalidad y a su deriva vital, al menos hasta septiembre, cuando el final del verano conceda el otro pico anual de voluntad de cambio. Sigue leyendo


Deja un comentario

SÍ, YO TAMBIÉN

Publicado en Levante de Castelló el 27 de diciembre de 2017

 

Cuando escribo es Navidad, 25 de diciembre, el día, por antonomasia. Descendientes como país, como civilización, de la más nívea tradición judeocristiana, el mito de la Navidad, importado sin rubor desde otros cultos, desde otras cosmogonías, transportada su génesis al cristianismo por los fabricantes de leyendas de los inicios del primer milenio, no solo resiste sino que adquiere, reforzado por el consumismo de un mundo capitalista hasta los capilares más finos, una pujanza que eleva esta festividad sobre cualquiera de las restantes en el calendario y en el planeta.

Días de tregua, incluso las peores guerras se han declarado un respiro bélico por Navidad pese a que alguno de los bandos pudiera no celebrarla; días de parecerse a ese a quien se aspira a ser y no se consigue más allá de la pretensión evanescente; días de dejarse mecer por la nostalgia, de permitir el acoso de la pastosidad de esos mensajes enlatados que nos llegan al móvil y que elevan el  amor a universal, la concordia a dogma, los propósitos benignos de futuro a religión efímera que se disolverá, bien en la próxima sobremesa familiar forzada, bien cuando nos quedemos a solas con nuestra persona y nos despojemos del personaje del que nos hacemos acompañar durante estas fechas para fingir con más solvencia sobre nuestra fragilidad y muscular emocionalmente nuestras flaquezas como individuos. Sigue leyendo


Deja un comentario

MONGOLIA A LO SUYO

Publicado en Levante de Castelló el 20 de diciembre de 2017

 

Ayer no cayó un solo copo de nieve sobre Mongolia. Ni anteayer. Hace seis días que no precipita (solo nieve a estas alturas del invierno) en un país con una superficie que triplica la de España y que tiene un presidente, de nombre impronunciable para un vallisoletano, que probablemente diga menos sandeces que el tuyo (porque su selección no se ha clasificado para el mundial) y que, además maneja el inglés, como el nuestro. Ah, no, me comunican desde control que el nuestro no, que todavía no, pero que ya sabe decir gud mornin y se atreve alguna vez con afternún cuando alude al protector solar.  En aquel país están hechos a lo árido, a lo rudo y a lo inmenso y sus habitantes, me lo dijo Pérez, que estuvo en Mongolia, no simulan caídas o lesiones, ni protestan al árbitro cuando no les conviene su decisión. Si aquel país fuera un deporte, sería rugby; nosotros, España, obviamente seríamos, somos, fútbol, sin VAR, para que no cese la picaresca que nos estereotipa y con razón. Sigue leyendo


2 comentarios

“EL CATALÁN ES UN FUGITIVO Y, A VECES, UN COBARDE”

Publicado en Levante de Castelló el 13 de diciembre de 2017

 

Somos nuestras adicciones. No todas tienen por qué ser perniciosas, algunas incluso enriquecen cuando se las cultiva en tierra fértil y se las peina con la saliva de mamá; otras, en cambio, alimentan ese lado turbio que creemos esconder a los demás, o no tanto. A quienes hemos sido militantes de El País, una adicción otrora saludable para que su mirada disyuntiva nos hiciera medio libres, una adicción diaria informativa que nos situó ya hace demasiados números, en la orilla de una supuesta diversidad, en ese otro rincón del ring desde el que se veía el mar, otro mar menos contaminado de pabellones de conveniencia, ahora nos repugna su lectura inercial, todavía residual de la adicción que fue.  Nos repugna observar su impudor editorial, su siembra indiscriminada e indisimulada de odio hacia lo que no es como manda el dios de Rajoy, el sentido común de Rajoy, el mensaje rancio de ese cura viejo que reside en Rajoy. Sigue leyendo


Deja un comentario

CÓMO NO SE VAN A DERRETIR LOS POLOS

Publicado en Levante de Castelló el 29 de noviembre de 2017

 

Inminente la apertura de las puertas del 5G, pese a que inmediatez parece un término pobre para aludir a la velocidad con la que nos impacta la información, en ninguna otra época de la civilización humana hemos creído, como individuos, saber tanto y en realidad tener tan poco calado de casi nada, transidos de esa superficialidad que nos llega, inoculada desde la sobreabundancia de unos medios de comunicación que se preocupan solo de llegar primero, con la voz más tronante, con independencia de si lo que nos alcanza responde a la verdad o siquiera a su aproximación. Tiempos de posverdad, del predominio de lo simple hecho dogma, de esgrimir, larvadamente, el eslogan de que quien reitera vence, tiempos de una urgencia imperativa que siempre suele ser antagónica con la solidez argumental. Sigue leyendo