Juanma Velasco

Un espacio sin cortinas de humo


Deja un comentario

NO VOLVERÍA A HACERLO

Publicado en Levante de Castelló el 12 de junio de 2019

 

Me siento utilizado, Una vez más. Y aunque tengo mis años, mi histórico de votos, abstenciones, pataleos, disyuntivas y decepciones, voté. A sabiendas de que al poco, como constato, me sentiría utilizado, una vez más, que el préstamo electoral que deposité en modo papela en una urna legal, sin rastros de made in China, constitucional y romana pues, hasta cuatro obedientes y cívicas veces, será malversado al antojo de sus usufructuarios por mor de la conveniencia partidista, de los egos que salpican la política y de los trueques mezquinos de territorios, regalías y taifas de guardar.

Excluyo de la zarabanda de diatribas a los munícipes electos porque de ellos es el único reino de afecto a los colores de sus patrias chicas por encima de siglas en no pocos casos, con mayor distancia de la Corte cuando más diminuto el pago y por ende más necesita del altruismo para gestionarlo. No guardo una sola duda de que en la mayoría de ellos reside la verdadera vocación de servicio, esa voluntariedad de prestar sus manos desinteresadas a sus vecinos para posibilitar que la prosperidad no pase de largo y los vacíe un poco más. Sigue leyendo


Deja un comentario

OTRA RACIÓN DE BECERRO DE ORO

Publicado en Levante de Castelló el 5 de junio de 2018

 

Tómese un futbolista decadente con un pasado deportivo lustroso, añádasele un siniestro, mejor uno automovilístico, mejor todavía si luctuoso, desestímense los aspectos de la conducción que enturbien la tragedia, ignórese a cualquier acompañante fallecido o chamuscado, alíñese con una iconografía de multitudes, de capillas ardientes rebosantes de gentes con escasa inclinación a mitificar a los astrofísicos, prolónguense tres, cuatro días las exequias periodísticas y ya tenemos leyenda a la que ponerle una camiseta, concederle una medalla póstuma y dedicarle un minuto de silencio o de bullanga, en cada uno de los partidos de su equipo de cabecera.

Lamento la muerte de José Antonio Reyes lo mismo que la de Miguel Damián Pocostales, agricultor de Cervera de Pisuerga, toda una existencia dedicada al trigo y a su pan; que la de Abelardo Macián, exminero y escritor aficionado, que la de Fernando Vicálvaro, exmédico rural de Alba de Tormes, que dedicó sus años profesionales a diagnosticar meningitis y sarampiones en comarcas deprimidas por la demografía. Aunque si me pongo intenso, sí me hurgo los enfisemas, si me araño esa entraña donde reposan las verdades incómodas de exhibición, el dolor es menor, mucho menor, casi es ninguno y no se debe ni a mi condición de insensible con los óbitos de desconocidos, incluso a destiempo biológico, ni a la propia figura del futbolista; lo que ocasiona mi merma sensitiva es el exceso, la enésima tragedia nacional que los medios, sin excepción, se han apresurado a construir en torno a alguien que solo atesoraba talento en los pies, sin otra aportación a la sociedad que regates, eslálones y puntapiés constreñidos en la media hectárea larga de un campo de fútbol. Sigue leyendo


Deja un comentario

LO PRÓXIMO, MANGUITOS

Publicado en Levante de Castelló el 15 de mayo de 2019

 

Yo quisiera ser amable en mis juicios, protocolario como Doris Day, recién fallecida a los 97, y a la que mi contabilidad en mitos plateados hollywoodienses la había apeado, gratuitamente, del bando de los vivos.

Yo quisiera parecerme al Alfredo Pérez Rubalcaba al que los obituarios han extirpado cualquier vestigio de maledicencia, como si la leyenda de aquel Alí el Químico por el que no quería pasar a la historia y que reclutaba mendigos por Madrid para experimentar con ellos en asuntos de drogas y sus efectos, hubiera sido solo una invención de monologuistas borrachos. Pocas veces la muerte de un político ha despertado tanta contrición colectiva como la de un Rubalcaba al que cuando se vio forzado a dimitir por los malos resultados en 2014, los suyos, los socialistas, ni siquiera el tipo más hipócrita de los albañales de la política española como Felipe González, no le dedicaron los elogios que ahora le ofrendan en competición por ser el más empático. La superficialidad ficticia y empalagosa de las necrológicas desterrando cualquier sospecha de mala praxis humana en vida, de haber pertenecido a las amplísimas cloacas del Estado, de ordinario contingentes, gobiernen populares o socialistas. Pero a mí también me caías bien, Alfredo, lo escribo sin dobleces. Sigue leyendo


Deja un comentario

ESCEPTICISMO SONRIENTE

Publicado en Levante de Castelló

En estos nuevos tiempos de minorías electorales disyuntivas, postularse como absoluto puede resultar ofensivo para quienes nos refugiamos en las matemáticas en sustitución de los dioses. Debe ser estrategia, globo sonda, una más de las técnicas de despiste hacia periodistas y sobre todo hacia los todavía votantes que escogerán en breve a sus alcaldes y a sus eurodiputados –aunque quizá solo constituya prepotencia–, cuando el PSOE afirma su intención de gobernar en solitario, pese a contar con poco más de un tercio de los diputados y con las simpatías en modo papeleta, tercas por numéricas, de un votante de cada cinco si incluimos la abstención.

Pese a su reciente mayoría minoritaria no simpatizo con Pedro Sánchez. La reluctancia no me viene de ahora. Me desmotiva su pose de divo democrático, su oratoria de perdonavidas, sus idas y venidas, su acendrado borbonismo, los tumbos que dio hasta encasillarse en el que más le conviene, su continuismo acomodado, su permanente estado de intención. El madrileño que se las da de reformista solo es un sostenedor de un sistema que debe pesar más, más incluso de lo que los analistas de salón presagiamos. Sigue leyendo


Deja un comentario

LLAR DIGITAL, TE IMPRIME LO QUE QUIERAS

La sede social y el centro de trabajo se halla en Castellón, pero no importa desde donde les solicites sus servicios, porque llegan a todos los ángulos de la geografía española.

Su especialidad es la impresión de libros, de cualquier naturaleza, pero también la de imprimir tesis doctorales, asumiendo internamente todo el proceso, también el de la encuadernación.

La operatoria que proponen persigue la visualización física del cliente de su libro y para ello envían una muestra gratuita (incluyendo los gastos de envío) y cuando el cliente la aprueba (tras realizar, si proceden, las modificaciones pertinentes), proceden a la impresión de los ejemplares solicitados al precio tipificado de antemano en el presupuesto que incluso puede ser calculado a través del calculador automático de precios inserto en la web.

Ellos dicen que si algo puede ser impreso, ellos pueden. Y además, previamente, lo diseñan. A través de un equipo de diseño que pone su creatividad al servicio de lo inimaginable. Invitaciones de boda, grandes formatos, flyers, dípticos, tarjetas de visita, catálogos, revisas, procesos de posproducción y un sinnúmero de potenciales trabajos completan la oferta de Llar Digital.

Desde la profesionalidad contrastada de más de dos décadas ininterrumpidas dedicadas a la impresión, más que un trabajo lo suyo parece una vocación.

Uno de sus eslóganes reza que lo imposible lo imprimen de inmediato, para lo que todavía está pendiente de soñar, necesitan un poco más de tiempo.